Contenidos del sitio web etiquetados y relacionados al término Desarrollo Económico.


Reflexiones a propósito de Desarrollo Económico y Juan Carlos Torre

Por Jimena Caravaca (CIS, CONICET-IDES)* Quisiera comenzar esta presentación citando un diálogo ocurrido en 1954 en la London School of Economics. Fue entonces cuando el chileno Osvaldo Sunkel le manifestó a Lionel Robbins, director de la escuela, su deseo de estudiar desarrollo económico. El economista británico, le respondió "¿y eso qué es?". [1] Desarrollo Económico como nombre de una revista es un sello que denota una época y un lugar de nacimiento. Porque lo que no se nombra, lo que Robbins no podía nombrar, no deja de existir, sino que deja de formar parte del relato de lo que construimos como mundo. Es decir, una publicación llamada Desarrollo Económico solo puede haber sido posible entre fines de los años de 1950 y principios de los 60, en Argentina o en algún otro país de América Latina, y adoptar ese nombre supuso adoptar una serie de premisas acerca de la realidad nacional, por ejemplo, su lugar periférico en el escenario internacional y la necesidad de intervención estatal para guiar el proceso de desarrollo, entre otras varias cuestiones. Relacionado con esto, nombrar a una publicación científica Desarrollo Económico también supuso darle un lugar preferencial al conocimiento para lograr un salto cualitativo en esa realidad. Desarrollo Económico tiene varias características que la definen y la diferencian como publicación científica. Surge en 1958 por iniciativa de la Junta de Planificación Económica de la Provincia de Buenos Aires, por entonces gobernada por Oscar Alende y con Aldo Ferrer con ministro de Economía. Esa junta de asesoramiento publicará la revista Desarrollo Económico durante 1958 y 1959, a cargo entonces de Norberto González y con la colaboración de Alfredo Eric Calcagno, Ricardo F. Cibotti, Oscar Cornblit, Osvaldo Fernández Balmaceda, Héctor Grupe, Federico J. Herschel y Samuel Itzcovich. Poco tiempo después, la creación del IDES en 1960 volverá a reunir a buena parte de ese plantel. La primera Comisión Directiva del IDES estuvo conformada por Norberto González, Oscar Cornblit, Héctor Grupe, Federico J. Herschel y Aldo Ferrer. A ellos se sumaron Sergio Bagú, Torcuato Di Tella, Gino Germani, Leopoldo Portnoy, Guido Di Tella, Jorge Graciarena y Pedro A. Gortari, quien tuvo a su cargo la primera Secretaría Ejecutiva de la revista desde su publicación en el IDES. El IDES tomó como propio el mandato de continuar con la publicación de la revista, que se propone desde entonces encarar con rigor académico y espíritu abierto los problemas públicos de la realidad argentina. Que Desarrollo Económico. Revista de Ciencias Sociales, tal como se llama desde que la edita el IDES a partir de 1961, haya sobrevivido hasta la actualidad habla de compromisos tanto institucionales como personales. Y la selección del término sobrevivir creo que es muy descriptiva. El IDES viene capeando, como muchas otras instituciones dedicadas a la investigación en ciencias sociales, coyunturas adversas de diferentes índoles, en las que en ningún momento se puso en discusión la continuidad de la revista. Lo sé como parte de esta casa hace casi 15 años, como miembro de su Comisión Directiva en reiterados mandatos atravesados por la falta de recursos de formas más o menos graves. Pero si la revista llega hasta nuestros días, y en la forma en la que llega, es también por la dedicación de quienes la tienen a su cargo. En estos 60 años transcurridos desde la primera edición, cumplidos ahora en el mes de octubre, la revista tiene como particularidad haber tenido solo 5 directores, siendo Luis Beccaria, cuyo mandato recién se inicia, el sexto. Durante la primera década de funcionamiento en el IDES, Desarrollo Económico no tuvo responsable, sino Comité Editorial y una Secretaría Ejecutiva. A partir de 1971 se reorganiza su funcionamiento para designar un director (y digo director porque han sido siempre varones, viene floja de mujeres la historia de los sucesivos Comités Editoriales de la revista). Desde entonces, han ocupado ese cargo Torcuato Di Tella (entre 1972-1976), Adolfo Canitrot (1976-1982), Héctor Diéguez (1982-1986), Alfredo Monza (1986-1993) y, desde 1993, Juan Carlos Torre. Los 25 años de Juan Carlos Torre a cargo de la revista no son, por mucho que esto pueda sorprender, la colaboración más larga que Desarrollo Económico ha tenido. Getulio Steinbach, Secretario de Redacción entre 1969 y 2006, pero sobre todo factótum de Desarrollo Económico, ha tenido una tarea tan fundamental como definitoria. Treinta y siete de los sesenta años de la revista, tanto como del IDES, han sido guiados y acompañados por la mano de Steinbach. La finalización de la gestión de Juan Carlos marca también otro cambio, la salida de Elena Kiyamu a cargo de la secretaría de redacción desde 2006, y el ingreso de Mara Sessa. Los 25 años de Torre a cargo de Desarrollo Económico han sido, sin dudas, años particularmente intensos. La revista sobrevivió la década donde el desarrollo económico quedó fuera de agenda completamente, y donde la ciencia, y particularmente las ciencias sociales, fueron prácticamente eliminadas del financiamiento público. Con el cambio de siglo, y habiendo atravesado el 2001, Desarrollo Económico y el IDES, tanto como la ciencia y la tecnología en general, comenzaron a recibir mayor flujo de fondos, tanto público como privados, nacionales e internacionales. El cambio de siglo fue también un cambio de signo. Una revista nacida al calor de otra coyuntura debía aggionarse, y así lo hizo y continúa haciendo. Comenzó a formar parte del catálogo del repositorio digital de publicaciones científicas Jstor, haciendo que el acervo de tantos años fuera accesible al público internacional. Luego, comenzó a ser editada en formato digital, lo que responde a una adaptación frente a un mercado editorial que mutó junto con las tecnologías que le permitieron la digitialización y el acceso remoto de los contenidos al instante, en todo el mundo. Este aggiornamiento supuso la actualización del personal que tiene a su cargo la gestión de la revista, tanto Miguel Ballario en su momento, como Irene Ororbia, dieron muestra de su capacidad para adaptarse y motorizar al cambio entre un modelo 100% papel a un esquema mixto que combina el formato digital con la impresión a demanda, que se ofrece a todo el mundo y debe gestionarse en consecuencia. Y estos cambios se hicieron sin perder sus premisas fundamentales: espíritu crítico y rigor científico para la comprensión de los problemas nacionales. Desarrollo Económico sigue siendo la revista donde todos queremos publicar. Todo esto sin ser una publicación institucional, es decir, los investigadores y las investigadoras del IDES, o del CIS ahora, no tenemos una cuota de espacio garantizada, no es una plataforma de presentación de las investigaciones que realizamos aquí sino que recibe contribuciones abiertas, donde podemos presentarnos a evaluación anónima si queremos, pero sin ningún beneficio, como corresponde a una revista de este tipo y calidad. Y todo esto, además, siendo una revista interdisciplinaria en ciencias sociales, que a lo largo de sus 60 años de vida ha sobrevivido, también, a los vaivenes de las clausuras disciplinares. Si en la actualidad la interdisciplinariedad es celebrada, o al menos aceptada, en otras épocas el mundo académico y editorial estuvo dominado por publicaciones científicas de creciente microespecialización y allí estuvo Desarrollo dando batalla. Los años de Juan Carlos Torre a cargo de Desarrollo, entonces, han sido, creo yo, 25 años que combinaron a modo casi de alquimista la obstinación por mantener algunas formas definitorias del proyecto, vinculadas a sus orígenes; con la plasticidad para adaptarse, sobrevivir y continuar marcando el rumbo de lo que una revista académica en ciencias sociales debe ser. Para terminar, si, como decíamos antes, el nombre de la revista delata su fecha y lugar de nacimiento, al sostenerla estos años con su esfuerzo y dedicación, Juan Carlos Torre sostuvo también la misión de pensar los problemas argentinos y latinoamericanos desde la región, asumiendo y comprendiendo las particularidades de este mundo subdesarrollado con herramientas conceptuales y teóricas hechas a su medida.     [1] Franco, Rolando, (2013) La invención del ILPES, Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), Santiago de Chile, p. 70. * Intervención en la Mesa-Panel: "Desarrollo Económico": Pasado, presente y futuro de una revista pionera en ciencias sociales, realizada en el IDES el 30 de octubre de 2018. La nómina de participantes de izquierda a derecha: Victoria Daona (moderadora), Jimena Caravaca, Juan Carlos Torre y Luis A. Beccaria.